Reformas políticas urgentes

  • Sharebar

Está a la orden del día, en el nuevo escenario electoral  en curso, las reformas políticas que permitan afrontar la crisis de representación, la corrupción pública campeante de los candidatos, así como las condiciones democráticas de la elección de los candidatos y las garantías y respeto al voto ciudadano.

Primero, es urgente una reforma que abra el sistema político electoral al 2016, permitiendo la inscripción de nuevos partidos con el 1% del padrón electoral, con elecciones primarias simultáneas para elegir los candidatos, y cortando las corruptelas existentes. En la reunión encerrada de Palacio, había más siglas que partidos reales. El Gobierno y el aprofujimorismo se resisten a esta reforma política democrática.

Las sombras de los llamados  partidos actuales pretenden perpetuarse cerrando el sistema de representación; su llamado es a elevar la valla electoral subiendo al 5% de la población electoral, con lo cual se requeriría medio millón de firmas para acceder al sistema. Cuando es indudable la nueva voluntad desde la juventud y desde la lucha regional por una nueva representación.

Es necesario- como se ha pedido- que los candidatos presenten obligatoriamente su declaración jurada; la vida política debe manifestarse de manera transparente en sus respectivos comités provinciales. Por un largo tiempo esto debe ser constatado por el Jurado Nacional de Elecciones. Igualmente debe fiscalizarse los ingresos económicos del partido y de cada uno de los candidatos.

Es indispensable construir la democracia con auténticos partidos políticos desde sus comités provinciales; desde allí se dará también la batalla contra la corrupción pública.