Fujimori sentenciado a ocho años de prisión por control de la prensa

  • Sharebar

La Corte Especial confirmó la sentencia a Alberto Fujimori por delito de peculado (una de las peores formas de la corrupción: apropiación de fondos públicos para beneficio propio) de ocho años de pena privativa de la libertad, tres años de inhabilitación y también al pago de tres millones de soles como reparación civil a favor del Estado.

El fujimorismo instauró un Estado Mafioso (1990-2000)-ver libro de Manuel Dammert “El Estado Mafioso” 2001-  una de cuyas características fue la manipulación  de la opinión pública. Para ello, corrompió a los dueños de los medios de comunicación (prensa, radio y TV) pagando millones de soles por la línea editorial de los medios de comunicación, así como corrompió  la conducta de los periodistas sometidos a los designios de la dictadura. Por ejemplo, las más notorias las llamadas “geishas”, así como varios periodistas de RPP, y todos los canales de TV. La manipulación de la opinión pública fue de la mano de la instauración de un régimen corrompido. 

Es esta herencia de manipulación y control de la formación de la opinión pública la que se va configurando  en los actuales momentos por la concentración monopólica de la propiedad del mercado de la prensa, así como por la propiedad cruzada de los medios que desde el segundo semestre del 2013 por la compra de la mayoría de las acciones de Epensa por el Grupo El Comercio, quien se constituye como un emergente poder económico, político y mediático.

El expresidente deberá cumplir la condena hasta abril del 2021.  En 2009, Alberto Fujimori fue sentenciado por los crímenes en Barrios Altos y La Cantuta, recibiendo 25 años de prisión. En 2006 fue condenado por el allanamiento a la casa de su exasesor Vladimiro Montesinos, con el objetivo de desaparecer los ‘vladivideos’. Esta es la herencia, el carácter del Fujimorismo como fuerza política.