El Semiesclavista régimen laboral juvenil usa a nuestros jóvenes como 'masa mercantil' de las empresas para abaratar costos laborales

  • Sharebar

Un nuevo paquetazo antilaboral del Gobierno fue aprobado ayer por la derecha en el Congreso. El llamado nuevo régimen laboral juvenil especial para hombres y mujeres de entre 18 a 24 años, un régimen sin derechos laborales, que convierte a los jóvenes en una 'masa mercantil semiesclavizada', como señala el congresista Manuel Dammert.

El régimen que durará cinco años, consiste en que el joven contratado tendrá dos meses de prueba y el contrato le garantizará como mínimo un año de labores; por lo que una vez vencido el contrato, el empleador podría renovarle el contrato por un espacio de seis a tres años, siempre y cuando que el joven tenga entre 18 y 24 años. Durante su contrato el o la joven no tendrá acceso a beneficios laborales, como la gratificación, la Compensación por Tiempo de Servicio, asignación familiar y vacaciones.

El régimen laboral juvenil, que el congresista Dammert calificó como de 'semiesclavista', aprueba un recorte del 20% del salario y que en adelante será convertido en bonos, por lo tanto esos bonos que se darán como ingresos son recortes de salarios, salen del mismo trabajo del empleado.

Además, la norma anula el régimen tripartido donde deben estar el Estado, el empresariado y los trabajadores, lo que significa que el Estado deja  al desamparo al trabajador, contradiciendo todos los acuerdos internacionales firmados por el Perú.

En su intervención, el congresista Manuel Dammert, indicó que hay casos de grandes empresas donde sus trabajadores son empleados de empresas con otras razones sociales, en un régimen masivo de subcontratación, y criticó que en el Perú se esté primando un régimen masivo de subcontratación, sin beneficios.

"Vamos a tener por varios años un régimen juvenil de semiesclavitud, eso es lo que se está legislando en esta norma, por eso mi oposición clara y frontal", precisó Dammert.

Recordó que en diversos países de la región se les brinda a los jóvenes todas las oportunidades y herramientas para su desarrollo, y que con la Ley de la semiesclavitud juvenil se está usando a los jóvenes como una 'masa mercantil' para reducir los salarios.

"Vamos a tener en el país esa imagen de aquellos que están trabajando en malls o galerías, y ese futuro es el que están ofreciéndole a la juventud un régimen de semiesclavitud laboral, contra todos los protocolos laborales que el Perú tiene suscrito", resaltó Dammert.

Al culminar su intervención, Manuel Dammert, propuso hacer una propuesta real de una promoción activa del trabajo juvenil con derechos y oportunidades, no propuestas que terminen siendo para abaratar el costo de los derechos laborales, y para quitarles a los jóvenes su futuro y posibilidades de desarrollo.

Área de Prensa y Difusión.
Viernes, 12 de diciembre del 2014.