#18D: Jóvenes abren nueva etapa en la movilización política popular por la defensa de los derechos y el trabajo digno

  • Sharebar

La gigantesca movilización nacional en Lima, Cusco, Trujillo, Chiclayo,  Piura, Chimbote, Huaraz, de  rotundo rechazo a la ley del régimen discriminatorio juvenil de semiesclavitud laboral  abre una nueva etapa de la lucha democrática y social. Seguirán estas movilizaciones y se unirán con las de trabajadores, pobladores, campesinos, clases medias, micro, pequeños y medianos empresarios. La Patria esta movilizada, por soberanía, justicia, libertad y dignidad. 

La república de ciudadanos avanza y debe forjarse la alternativa de poder ciudadano democrático para hacer frente y derrotar a la república lobista plutocrática, sus coríferos (fujimorismo, PPK-PPC, Apra) y su gobierno de Ollanta-Confiep.

La participación de 50 mil jóvenes en el centro de Lima Metropolitana y en  la movilización nacional  ha sido un hecho impresionante e inocultable por la prensa concentrada; la convocatoria hecha en Lima por las juventudes de las  centrales sindicales (CGTP, CUT) y lo colectivos de las organizaciones políticas y sociales (Juventud Obrera Católica por ejemplo) ha tenido un gran respaldo y demuestra la vitalidad y lucidez de la juventud, así como de la ciudadanía en general que respaldan a las nuevas generaciones.

Este punto de inflexión expresa la respuesta del movimiento social al abuso y privilegios por parte del Gobierno ante la crisis recesiva que vive el país. Se favorece al gran capital rebajándoles el impuesto a la renta, condonándoles 20 mil millones de soles de las deudas tributarias, se “flexibilizan los costos laborales”, Y ahora  el Gobierno intenta darle ingentes ganancias a la  Confiep al remecer toda la base de derechos laborales conquistados en décadas por el movimiento sindical y popular.

Los grupos económicos monopólicos, lobistas, los medios concentrados y el Gobierno, advierten la fuerza emergente y la capacidad de respuesta de la juventud y la ciudadanía; no obstante, se obstinan en no derogar la ley de marras. 

El Gobierno cree que la juventud está rendida y resignada a un trabajo considerado como misericordia o dádiva de los poderosos. Se equivocan, los jóvenes y la ciudadanía se pone de pie contra la creciente desigualdad e injusticia social a favor de los monopolios.

Lee y descarga el Proyecto de Ley que presentó la bancada AP-FA para derogar la Semiesclavitud Laboral Juvenil: