Renta Petróleo-Gas: Gran empresa lobista vs Pequeña nación sojuzgada

  • Sharebar

Por Manuel Dammert Ego Aguirre

El destino del Lote 192 se ha convertido en asunto nacional estratégico. El 25 de setiembre 2015 se vence el plazo para que el Presidente Observe o Promulgue la ley aprobada por el Congreso para que se adjudique a Petroperú el Lote 192.  La mayoría patriótica reclama que se realicen las remediaciones ambientales ante los desastres que  por 40 años hicieron la OXY  y Pluspetrol en el área; que se modernice Petroperú, con la refinería de Talara y su integración vertical, que se recupere la renta estratégica nacional; así como  se apliquen políticas ambientales adecuadas y se respeten los  derechos de los pueblos indígenas y las regiones.

Se vive una pugna clave entre una gran empresa extranjera, que captura  las rentas estratégicas de la nación, contra el Perú y sus potenciales de desarrollo soberano.  Los lobistas apátridas, dentro y fuera del gobierno,  quieren seguir con el negocio de un poderoso grupo, Shell-Pluspetrol-Repsol,  que controla la inmensa renta estratégica de petróleo y gas del Perú, de más de 50 mil millones de dólares, que es decisiva para el desarrollo de la patria.  Solo en el Lote 192 la renta de reservas probadas es de US$ 13 mil millones, a precio de US$ 50 el barril.

Las empresas Shell-Pluspetrol-Repsol, asociadas con otras, como Graña y Montero Petrolera,    buscan manejar los Lotes petroleros (192, III y IV, y otros), el abastecimiento de combustibles  y liquidar Petroperú. Este poderoso grupo extranjero  maneja el Consorcio Camisea, el que dedica a exportar más del 50% del gas de Camisea, mientras menos del 1% va a escasísimas conexiones de consumo domiciliario.  Han impuesto un sistema fraudulento  de exportación,  para una gran estafa  a su favor de US$ 20 mil millones en los próximos 15 años. Se han comprobado 10 embarques ilegales (2011-2012) y están en proceso las denuncias de otros 14 embarques ilegales (2013-2014).

Este mismo grupo rentista, ha obtenido, además, que, ¡este gobierno!,  hace pocas semanas, les destine más gas de Camisea para exportar, al aumentar la capacidad de transporte  del gasoducto central de 1,150 a 1,540 millones de pies cúbicos diarios, bloqueando de este modo para el sur peruano y al Perú en su conjunto, los complejos petroquímicos del etano y del metano, que son claves para la industrialización de la nación.

El gobierno de Humala, que abandonó los mandatos del pueblo al elegirlo, está en crisis, contra las cuerdas y arrinconado.  Es inmensa la presión del grupo empresarial Shell-PLuspetrol que utiliza todas las armas para conseguir sus objetivos. Ambos se olvidan de algo que no puede esconder el control mediático de la prensa concentrada. Existe una contundente y creciente mayoría patriótica, que reclama que el Gas y el Petróleo son Peruanos, que Petroperú es una empresa del Perú y debe ser modernizada,  y que la renta del gas y el petróleo es un recurso estratégico  para el Perú y su desarrollo sostenible. Resuena en todo el país: ¡Soberanía Energética,  ¡La Patria no se vende, la Patria se defiende!