PPK alista regalo a Perú LNG con bonos del gas de Camisea para que pague por anticipado deudas por US$ 1,200 millones

  • Sharebar

Por Manuel Dammert Ego Aguirre

Quien diseñó, gestionó, estructuró y obtuvo beneficios con la exportación del Gas de Camisea, fue PPK. Combinó, ilegalmente, en todo momento, sus negocios privados aprovechando sus responsabilidades públicas. Obtuvo importantes beneficios, que ahora, al fin de un gobierno lleno de corrupción, está a punto de incrementar sustancialmente. Desde el primer día de su Gobierno debió haber renegociado con Perú LNG el Contrato de Exportación con México para recuperar el gas a favor del Perú. Solo ha permitido mayores ilegalidades. A punto de ser vacado pretende autorizar ahora que Perú LNG emita bonos internacionales, hipotecando nuestro gas a bancos internaciones para que Perú LNG burle al Perú y pague por anticipado sus deudas de 1,200 millones de dólares, mientras deja al Perú hipotecado, sin disponer su Gas para uso interno ni tampoco recibir la renta estratégica de más de 30 mil millones de dólares.  

A inicios de su Gobierno, PPK anunció que iba a renegociar el Contrato de Exportación del Gas de Camisea a México, pues este país recibe gas por ductos desde USA. Incluso se reunió para ello con el Presidente de México. PPK conoce bien el negocio, porque ya hizo antes Negociazo Público/Privado. Lo había preparado en la acción privada entre el 2002 y el 2004, al ser Director de Techint, diseñarle a Hunt el proyecto de exportación del lote 56 y su contrato. Y dar asesorías financieras a TGP por una emisión de bonos de 360 millones de dólares.

Como ministro de Economía y Premier de Toledo, orientó la adjudicación directa del Lote 56 a sus amigos privados. Suscribió el oneroso  contrato del Lote 56 para la exportación, firmó los D.S. para exportar gas del Lote 88,  y el D.S. 060-2005 para incluir a Repsol en el lote 56. Ha recibido pagos, de los que se conoce  cerca de 170 mil dólares en sus cuentas bancarias, y otros abonos que suman los 320 mil dólares. Todo probado y documentado.

Ahora vuelve a las andadas, estando a punto de ser vacado. La empresa Perú LNG, a cargo de Camisea, anuncia el 9 de marzo del 2018, que va a emitir bonos al mercado privado, hipotecando el gas de Camisea. Piensa pagar así sus deudas por anticipado por un monto de 1,200 millones de dólares. Entre sus argumentos para estos bonos, señala que tiene “una importancia crítica para el gas de Camisea”. Es la burla completa. El contrato de exportación a México vence el 2018. Y PPK y el Gobierno no han hecho nada para recuperar el gas, sino que más bien, le ofrece a Perú LNG  garantías y la impunidad.

Esta emisión de bonos es una estafa sangrienta contra el Perú. Traba y busca impedir que el PERU renegocie a su favor un contrato que caduca en sus términos pues México se abastecerá desde USA. Perú LNG utilizara los bonos para su propio beneficio. Descargará sobre el Perú los pagos financieros del mercado de bonos, beneficiándose ella en perjuicio del Perú.

PPK ha bloqueado la renegociación del contrato y la recuperación de una renta estratégica de la exportación del gas de Camisea que compromete el valor total de las exportaciones por más de 20 mil millones de dólares. Pretende no solo darle mayores beneficios a la empresa. Desangra a la Patria e impulsa estos “bonos de corrupción”, al estilo de los saqueos de Odebrecht,  para que la empresa Perú LNG obtenga miles de millones de dólares, saqueando aún más a nuestra empobrecida patria. No lo Permitamos. El Gas de Camisea es del Perú. ¡Fuera PPK!