Petroperú: ¡relanzamiento soberano o traición a la Patria!

  • Sharebar

Por Manuel Dammert Ego Aguirre

Petroperú entra en la agenda política central actual, y se coloca en uno de sus ejes desde los inicios y marcando perspectivas del nuevo gobierno presidido por PPK. Se ha pretendido hacer de un nuevo derrame en el oleoducto, la ocasión no para corregir un directorio improvisado, sino, especialmente, el momento ansiado para imponer la privatización de Petroperú. Algunos ven llegada  la ocasión para asaltar a la principal empresa pública nacional, y que moviliza ingentes recursos y articula procesos productivos estratégicos fundamentales. Ante esta presión, el Presidente electo ha declarado que “no privatizará Petroperú”, lo que está bien, sino que la “reestructurará”, lo que no se sabe qué significa.

Diversos medios ocultan al país lo que está realmente pasando. Y sobre esa base se lanzan al asalto voraces apetitos lobistas. Tienen como artífices principales a la Junta de Accionistas de Petroperú, integrada por los Ministros del MEF (Segura) y del MEM (Ortiz), los mismos que están comprometidos con las irregularidades en la exportación del gas de Camisea  a México, afectando al Perú en  20 mil millones de dólares los próximos 15 años, como he denunciado.

El Oleoducto requiere reparaciones y adecuada gestión ambiental, lo que a propósito se ha descuidado, no solo exonerando pagos por otros derrames a OXY y otras empresas, sino también bloqueando los proyectos de inversión de Petroperú vinculados al uso del Oleoducto. Segura ha bloqueado, por más de 2 años, que Petroperú asuma el lote 64, que le pertenece, e inicie el contrato suscrito con la empresa Geopark, la que asume el financiamiento. Este lote 64 tiene reservas probadas de alta calidad por 31,440 millones de barriles, valorizadas en 1,500 millones de dólares. También Segura-Ortiz han bloqueado que Petroperú inicie el proceso para asumir el lote 192, como manda la Ley 30357, que presenté, lote que tiene reservas probadas de 134 millones de barriles de petróleo, valorizadas en 6,300 millones de dólares, que podría incrementarse con nuevas tecnologías a más de 13 mil millones de dólares (CIP. Set 2015).  Los problemas del Oleoducto tienen responsables, no solo en el Directorio, sino especialmente en los Ministros Segura-Ortiz, que con estos sabotajes propician su privatización.

Pretenden anular la inversión en curso para modernizar la Refinería de Talara, avanzada en 40 %, que se basa en usar el crudo pesado de nuestra amazonia, para combustibles limpios y baratos, y para diversificación productiva. Quieren, C. Blume y GMP entre otros,  que el Perú sea importador de combustibles, que ellos manejen a su antojo, al tiempo que entregan los lotes petroleros a sus amigos privados. La Contraloría el 05 julio 2016 se informa que plantea, nada menos, que  anular el actual contrato del gasoducto surandino, para que reaparezca en el negocio la empresa Techint (Ternium), que hizo el actual ducto central  en los años 80 y en la que PPK integró su directorio.