Lima: Negociazo en el agua subterránea, tarifazo en el agua potable

  • Sharebar

Por Manuel Dammert Ego Aguirre

Mientras se impone sobre la golpeada economía de millones de hogares de Lima y Callao una de las alzas de la tarifa del agua más grandes de los últimos 23 años, un grupo selecto de grandes empresas se resisten a pagar la tarifa del agua subterránea que durante décadas usan sin control ni pago de tarifa alguna, recurriendo a acciones judiciales y resistencia a la autoridad reguladora.

La SUNASS y SEDAPAL han aplicado a partir de agosto 2017, una nueva estructura tarifaria que vulnera derechos constitucionales, se ha creado las categorías de usuarios: subsidiados y no subsidiados, a estos últimos se les ha quitado el subsidio cruzado existente a julio de 2017 y por tanto su tarifa ha subido automáticamente. Estos usuarios no subsidiados están ubicados en el estrato socioeconómico medio que a partir de agosto 2017 -según SUNASS- no son pobres. Pese a que el informe del INEI (Mayo 2017) sobre pobreza en Lima Metropolitana señala que en los últimos dos años la pobreza se encuentra en el mismo nivel no registrando cambios significativos.

Para aplicar este tarifazo, determinan que 678,224 unidades de uso-hogares corresponden a la categoría subsidiado y 1’303,716 están en la categoría no subsidiados de los cuales 618,700 hogares corresponden al estrato medio, a quienes se les ha quitado el subsidio.

Esta medida ha significado que en agosto el incremento de la tarifa del componente agua esté entre el 25 al 27% en relación a la tarifa de julio, y en el caso del servicio de alcantarillado el incremento está entre un 35 al 40%para los usuarios no subsidiados. Ver los cuadros de la estructura tarifaria de agua y alcantarillado Julio 2017/Agosto 2017.

Del otro lado, ni SUNASS, ni SEDAPAL aplican tarifas para las grandes empresas consumidoras de agua subterránea, porque la Sociedad Nacional de Industrias se opone y judicializan la cobranza. Estas empresas, según información de Sedapal, deben 30 millones de soles por concepto de agua subterránea. Lo que sucede es que estas empresas industriales, no quieren pagar tarifa alguna y solo seguir pagando una irrisoria retribución económica que les permite ingentes ganancias usando el agua subterránea que es patrimonio de todos los limeños y peruanos.

¿Cuánto pagan estas grandes empresas?

Algunas como Backus, Gloria, Lyndley, Cementeras, papeleras, etc. pagan en el 2017 la suma de 0.14 céntimos de sol por m3 de agua subterránea y 0.02 céntimos de sol por m3 por vertimiento de aguas residuales.

El tarifazo al agua potable de consumo doméstico vía la anulación de los subsidios cruzados y el negociazo del agua subterránea a favor de las grandes empresas industriales en Lima, demuestran la política del PPK de hacer más ricos a los ricos y más pobres a los pobres y el siguiente paso que quiere dar es privatizar Sedapal.