Gobierno Lobista, “Democracia sin partidos” y Ciudadanía

  • Sharebar

Por Manuel Dammert Ego Aguirre

Ante las posibilidades reales de una opción de gobierno patriótica, democrática y popular de cambios ciudadanos  en el 2021, el gobierno actual pretende cerrar aún más el sistema político y el Estado  a favor de la plutocracia lobista gobernante.  En este contexto, he actualizado el Proyecto de Ley  2378-2012, que presenté el 20 de junio 2013, y que plantea la  Reforma Democrática Electoral Ciudadana. No fue incorporada en esos años, y se votó en conjunto la ley, manteniendo nuestras discrepancias,  pero dando voto a favor por la necesidad general ante un proceso ya en serios problemas.

Es urgente cambiar el actual régimen cerrado de “democracia sin partidos”,  sujetos el poder y la corrupción de la plutocracia (financiera y mediática).  El 2013, el JNE informaba  que solo el 20 % de los locales partidarios funcionaban. La mayoría de “partidos” inscritos son de membrete y firmas, basados en el clientelaje, y en el corrupto “mercado de firmas”, que activan en cada evento electoral.  Estos años han elevado la “barrera de acceso”,  pasando de 40,000 firmas a 733,716 firmas (4%) para inscribir, debiendo pagar 2 millones de soles por la verificación.  ¡Y lo hacen partidos (AP, APRA, APP, FP, etc.) que entre 2004 y 2012 se inscribieron con 122 o 146 mil firmas! La valla electoral debe ser menor al 1% e incluso plantean expertos no exigir firmas.

Debe Renovarse el sistema de partidos políticos. Reitero tres medidas básicas.  Para su reconocimiento deben contar con asambleas fundacionales de comités provinciales, en un porcentaje representativo de militantes y de provincias, reconocidos en asambleas supervisadas por la ONPE, con un mínimo nacional de 6,500 militantes, organizados en comités provinciales activos. Deben realizarse elecciones primarias abiertas y simultáneas, organizadas por la ONPE para que los militantes  escojan a sus candidatos. Y debe establecerse la publicidad electoral a través de la Franja Electoral en TV, de acceso gratuito e igualitario a los diversos partidos, prohibiéndose  la publicidad pagada en TV. Y debe prohibirse y sancionarse drásticamente la compra de votos, y la corrupción del dinero sucio.  Estas normas deben hacer efectivas para todos, e inscribirse con ellas los nuevos partidos para las elecciones futuras, del 2018 y del 2021.