Gas: Una renegociación sospechosa

  • Sharebar

Por Manuel Dammert Ego Aguirre

En octubre del 2016 se reunieron los Presidentes PPK (Perú) y Peña Nieto (México), y se informó que trataron el tema del contrato de la exportación del gas. Ahora, en forma sorpresiva el 4 de Mayo del 2017, el ministro informa que en Julio de este año estará“culminada la renegociación”, oscura y extraña, que pretende dar a Shell la soberanía sobre el gas del Perú.

El Ministro de Energía y Minas, Gonzalo Tamayo, anunció estos días que en Julio 2017 el Gobierno concluye el proceso de “Renegociación del Contrato de Exportación del Gas de Camisea de Shell a la Comisión Federal de Electricidad de México” suscrito del 4 de mayo del 2006 con vigencia hasta febrero del 2021. El Ministro, pese a mis denuncias y preguntas en la respectiva Comisión del Congreso, no aclaró nada al respecto.

Pero lo que sí quedó evidenciado, es que existe un acuerdo con la empresa Shell, para llevar el gas a destinos distintos a México, sin que se haya cumplido el mandato del CIADI para garantizar la soberanía del Perú sobre el Gas y sus usos, y el adecuado pago de regalías a la patria.

Con información actualizada he presentado en el Congreso el Proyecto de Ley 001-2016, de esta legislatura, para recuperar la soberanía sobre el gas. He presentado también un Informe de Investigación a la Comisión del Congreso del Perú en marzo de este año. Señalo que México se alista a importar gas de Estados Unidos y construye un gasoducto para traerlo el próximo año.

Es el momento para recuperar nuestra soberanía, usar el gas para nuestro desarrollo, y obtener regalías de exportación por 20 mil millones de dólares. Pero a tres meses, no hay ni rastro de la anunciada como “casi finalizada” pomposa “Renegociación del Contrato”.

El documento del Órgano de Control de Perupetro, que hace explícitos los fraudes en el cálculo para disminuir pagar regalías al Estado, al negarse a aplicar la metodología Fifo ( primeras entradas/primeras salidas), para permitir que se imponga la de Shell (Re Load Regas) que permite los fraudes al no cumplirse el mandato de Ciadi de pagar regalías según ultimo lugar de regasificación.

Las empresas exportadoras (antes Repsol y ahora Shell), ha ejecutado tres estafas millonarias contra el Perú,para pagar menor regalía. En los próximos 14 años del contrato, la proyección delas mismas supone la pérdida de 20 mil millones de dólares para el Perú. En la primera, Repsol estafó en 10 embarques de exportación, lo que fue detectado por PerúPetro y denunció el menor pago de regalías y consiguiente estafa.

El CIADI (Organismo Internacional de arbitraje), emitió un Laudo a favor del Perú, ordenando se page 61.5 millones de dólares. Y señalando expresamente que la regalía debería pagarse según el destino final de desembarque en el cual se regasifica el gas para su consumo.

La segunda, entre mayo 2011 y marzo 2016, se descubrieron 19 embarques reexportados a otros destinos finales. Shell es responsable de esa estafa.Pagó “voluntariamente” 27.12 millones de dólares al Perú, pero debe aún, por intereses, 6.04 millones de dólares. Una tercera estafa, fueron los siete embarques vendidos por la empresa Trafigura a CFE en México, a precios de Japón (17Dólares), pero adquiridos desde el Perú, en contubernio con Shell.

La estafa significó que Trafigura, por la reventa de comprar a Perú a precio de HH ( US$ 106,124,950) y luego revender en México a precio Japón (US$ 470,611,935), obtuviera de los 7 embarques una ganancia por el diferencial de 364.4 millones de dólares.

Pagó una regalía al Perú, como si lo hubiesen vendido a precio México de solo 2 dólares. Ante el escándalo y para que se investigara la Empresa Shell aceptó pagar al Estado regalías adicionales por 12 millones de dólares, pero sin ninguna presentación de documentos y en acuerdo privado personal con las autoridades del Perú, la Ministra MEM y otros.