El Pacto Infame Gobierno/Shell

  • Sharebar

Se repite el nefasto Laudo de la Brea y Pariñas a favor de la IPC, ocurrido a inicios del S. XX. El Gobierno de Humala, a inicios del S. XXI,  acaba de anunciar el Pacto con la Shell sobre Exportación del Gas.  Antes petróleo, ahora gas. Se  saquea una renta estratégica del país para beneficiar ilegalmente una empresa extranjera.

La diferencia, es que, en el siglo pasado, no se tuvo un laudo arbitral internacional a favor, sino un remedo en contra. Ahora se tiene el auténtico Laudo Arbitral del CIADI que da la razón al Perú en contra del Consorcio Camisea. Se trata del caso de la ilegal reexportación los años 2010-2011 de 10 embarques  del Consorcio Camisea y Repsol, sin pagar las regalías correspondientes al destino final de consumo, simulando destino México cuando, fueron a otros destinos (Europa y Asia) a precios mayores.    

El Perú obtiene este Laudo favorable. En vez de aplicarlo, rápidamente el Gobierno lo pisotea para favorecer la Gran Estafa del S. XXI. El 2014 se vuelve a reiterar el fraude, con 7 embarques del Consorcio Camisea y Shell reexportados a Asia, pagando menos regalías como si fuese a México. Denuncié el caso en el Congreso. Fue antes del Laudo del Ciadi.  La ministra Ortiz reconoció los 7  reembarques, y dijo que el contrato del 2000 ¡“autorizaba”! a la empresa. A los pocos días, se anuncia el Laudo del Ciadi, que da la razón al Perú, y obliga a la empresa a pagar 64 Millones de dólares al Estado por la defraudación fiscal.

Se hace público entonces el Pacto Infame. La ministra Ortiz y Luis Ortigas de Perupetro, negocian con Shell, y no con el Consorcio Camisea, como obliga el Laudo del Ciadi.  Dicen que no fueron re-embarques sino que se “revendieron en México”, y que ahí se consumieron pagando un mayor precio”. Insostenible trabalenguas. Sale entonces la propia Shell y en comunicado oficial dice que se exportó: “fuera de sus obligaciones contractuales de largo plazo a la Comisión Federal de Electricidad de México”. Tan brutal es la estafa, que Shell busca imponer su propia exportación cuando lo que existe es el  único contrato de exportación del gas del lote 56 por el Consorcio Camisea, sujeto al laudo del Ciadi. El Gobierno y la Shell pretenden imponer abrir una fraudulenta vía ilegal de exportación por los 15 años siguientes.

El pacto Infame consiste justo en que la Shell ahora anuncia y el Gobierno respalda. Desconocer el Laudo del Ciadi, las leyes y contrato en Perú para la exportación con el Consorcio Camisea. Y permitir  a Shell un “régimen especial fuera del contrato”, para exportar donde quiera y al precio que quiera, pagando la regalía que quiera. De esta forma pretende asaltar en los próximos 15 años un total de  20 mil millones de dólares, los que deben corresponderle al Estado por pago de regalías en la Exportación del Gas. ¡Este es el gran negociado en las facultades delegadas solicitadas al Congreso!