El último gran negociado de PPK

  • Sharebar

Por Manuel Dammert Ego Aguirre

Entre los casos de la actual crisis de gobierno  un tema estratégico tiene que ver con el sector hidrocarburos. Existen antiguas denuncias constitucionales contra PPK en el Congreso en la entrega del lote 88 de la Amazonía y luego entrega del lote 56 cuando fue asesor de Hunt Oil y se encargó del área financiera del Proyecto Camisea. Luego PPK integró el directorio del grupo Techint, a cargo de fabricar los tubos y construir los ductos,  como representante de LAEF, favoreciéndolo. Estamos ahora 2018 ante otro lobismo de PPK, al borde la vacancia Presidencial.

Desde inicios del 2003 hasta febrero del 2004, PPK fue miembro del Directorio de Tenaris, empresa principal del grupo Techint, dedicado a fabricar tubos de petróleo y gas.  Tenaris en su informe anual del 2002 y en el 2008, incluye como integrante de su directorio a PPK, señalando que es Presidente Ejecutivo de LAEF-USA. Tenaris fabricaba los tubos y a través de Tractebel tendría el 10% del Consorcio del lote 88 y a través de Tecgas, el 23.6% del consorcio concesionario del ducto. El conglomerado Techint organizó la empresa Ternium registrado el 2005 en Luxemburgo y con actividades en diversos países de América Latina. Entre las empresas con las que se vincula está Hunt Oil, de la que PPK fue consultor para la inversión en Camisea. En enero del 2006, el Directorio de Ternium incorpora a Gerardo Sepúlveda para “reemplazar” a PPK, quien estaba a cargo de la Presidencia del Consejo de Ministros en el Perú. Luego PPK retornaría a su puesto en dicho Directorio, al dejar  algunas funciones públicas.

Como la cereza en la torta de los actuales negocios lobistas, PPK, como Presidente, activa intensamente para capturar el petróleo y el gas, y sus  rentas de exportación. Para este fin, tiene dos lobis en curso. De un lado promueve que Techint entre al negocio, a través de asumir el Oleoducto Nor peruano. Además, promueve complementariamente una nueva Ley Orgánica de Hidrocarburos que privatice lotes de gas y petroleros, dando sus rentas a los amigos,  y deje a Perupetro transformada en una inconstitucional entidad creada para estar a cargo pero ser copada por lobistas, con el modelo de los  negocios de Pacific Frontera en el lote 192, y de Techint en las tuberías. 

Este otro negociazo se impulsa desvirtuando el Oleoducto  Norperuano (ONP) y la LOH. Se ha anunciado que Techint se abocará durante seis meses a determinar la inversión estimada para reparar el ONP, entre USD 500 millones a USD 800 millones.  PPK evalúa la ampliación del oleoducto, añadiendo 1,000 kilómetros más de tubería, para conectar con los lotes 64 y 67 de la amazonia, para transportar 100 mil barriles diarios más. El costo estaría entre US$ 1,500 millones y US$ 2,000 millones. De su longitud de 1,106 kilómetros,  854 kilómetros corresponde al ducto principal y 252 kilómetros al Ramal Norte.

Vale la pena recordar que Techint ganó la construcción del gasoducto del centro Las Malvinas-Humay, sin que medie un concurso, y, curiosamente el gobierno de Alejando Toledo -donde PPK era uno de sus ministros más influyentes- le otorgó un adelanto de US$ 94 millones, con cargo a las tarifas eléctricas (GRP), al concesionario de este ducto (Transportadora de Gas del Perú-TGP). En el 2001, se anula la licitación del lote 56 para ser adjudicado en forma directa a la empresa HUNT, cuyo diseño financiero de negocios había sido elaborado por PPK, que era en ese momento Ministro de Economía y Finanzas. Para favorecerlo, por el Decreto Supremo 046-2002EM, se adelanta en 2 años el subsidio al Consorcio Camisea por 200 millones de dólares.

En mayo de 2002, TGP selecciona a Cálidda (TRACTEVEL) y encarga a TECHINT las obras de construcción por 571.6 millones de dólares. El MEF otorga a Cálidda (TRACTEVEL) el subsidio IGA, asegurando su rentabilidad. PPK es clave en que se apruebe la norma para exportar el gas de Camisea, comprometiendo las reservas del lote 88. PPK asesora a HUNT en diseño de exportación del gas de Camisea. Da asesoría financiera a TGP (Bonos por dólares de 360 millones). Cálidda-TRACTEVEL (financiamiento por 35 millones de dólares) y en el sur TRACTEVEL (por 148 millones de dólares). En 2017 Petroperú afirmó que Techint (constructor del ducto de Camisea) es la empresa con la que la estatal ya ha firmado una carta de intención para reparar y, eventualmente, gestionar el Oleoducto Norperuano (ONP) bajo la fórmula de asociación en participación (joint venture). 

En su actual Gobierno, PPK ha impulsado que sus lobis capturen las rentas estratégicas del gas y petróleo, incluyendo la privatización de servicios, recursos de los lotes y de las entidades públicas a cargo de Perupetro. En el Congreso un grupo de trabajo parlamentario avanza un proyecto de Nueva Ley de Hidrocarburos, promovida por PPK  a través de los actuales Directivos de Perupetro, los que antes habían tratado inútilmente de sabotear se cumpla la ley que manda la entrega del lote 192 a Petroperú para que siga en manos de Frontera Energy.

Ahora, con PPK desplegando otra maniobra lobista,  pretenden capturar privatizando para los amigos  las máximas  funciones y atribuciones públicas de la Nación sobre el sector de petróleo y gas. En realidad es la "Ley Techint". Pretenden presentarlo a la Comisión de Energía y Minas del Congreso, para su rápida aprobación, mientras otros temas atraen los ejes del debate nacional. Con este lobista Proyecto de Ley pretenden Inconstitucionalmente  asignar a la empresa pública Perupetro atribuciones y funciones que no le competen, dándole atribuciones como si fuese su arbitrio propio y no de la nación, las reservas, procesos, exportaciones, y las rentas, del gas y del petróleo nacional, que son recursos de todos los peruanos.

Bajo el pretexto de reactivar, quieren anular las responsabilidades en políticas públicas del conjunto de la Nación, del  Estado y Gobierno, respecto a la matriz energética nacional y sus principales recursos en gas y petróleo. Buscan darle a Perupetro facultades de órgano inconstitucional, por encima de las leyes y mandatos constitucionales, de Ministerios y Petroperú,  como si fuese la propietaria y responsable del recurso, sus rentas y contratos. En vez de afianzar un Acuerdo Nacional de Matriz Energética y Políticas Públicas, formulan que sea manejado en forma "autónoma",  por lobistas disfrazados  en  capturadas Oficinas del Estado, subordinando a los Ministerios, a  Petroperú, y anulando las entidades del necesario  Planeamiento público sobre el petróleo, el gas y otras fuentes de energía y de los recursos estratégicos de la nación.

Este nefasto Proyecto de Ley sobre Ley Orgánica de Hidrocarburos del Poder Ejecutivo de PPK,  al que han dado curso para llevarlo a la Comisión de Energía y Minas y aprobarlo rápidamente en el Congreso, es un negociazo lobista más de PPK y sus amigos. Les da ilegal e inconstitucionalmente a las empresas Techint, Frontera y otras, nuestros recursos estratégicos de petróleo y gas, en su operación y en sus rentas, nacionales y de exportación.

Así como conseguimos en la lucha por la Soberanía Energética Nacional, la vigencia de Petroperú, el impulso a la Refinería de Talara, y que se le reconozca el lote 192 de la Amazonia, asignado por ley expresa, debemos derrotar esta maniobra antinacional y corrupta. Esta convocado para el día viernes 16 de febrero 2018, a las 6 pm, en el Congreso (Auditorio Alberto Andrade) la Sesión 25 del Foro Soberanía Energética, para tratar este gravísimo tema y afirmar la Soberanía de la Patria.