Disyuntiva electoral 2016 del Gas de Camisea: Soberanía o Traición Lobista

  • Sharebar

Por Manuel Dammert Ego Aguirre

Está en aguda disputa el Gas, por ser una renta estratégica (ya nos robaron miles de millones de dólares y ahora pretenden saquear US$ 20 mil millones los próximos 15 años), por su condición de un insumo industrial básico descentralista (pretenden impedir que Petroperú convoque a socios privados para la petroquímica y la industrialización del sur, asociadas a la industrialización en el norte, el centro y el oriente), y por su carácter de un combustible domiciliario de los peruanos (que solo llega  a 3% de hogares, imponiendo un mercado cautivo de GLP tres veces más caro).

Los lobistas apátridas se han adelantado al resultado electoral y pretenden burlar la exigencia de la patria.  Mientras crece la exigencia ciudadana de soberanía, los lobistas ya han adelantado reestructuraciones  empresariales para bloquear la demanda de la nación. Primero, el lesivo contrato de exportación con México, gestionado por el lobista PPK, tiene para 15 años más,  pero en realidad son 3 años más de duración efectiva, pues en este lapso México termina de construir el ducto para llevar el gas esquisto traído de USA y dejará de importar el de Camisea. El Consorcio del Gasoducto Surandino ha cambiado su composición empresarial, apoyado por el Gobierno de Humala. Ahora lo dirige la empresa española Enagas, asociada con GMP (Graña y Montero Petrolera, sí, la del diario El Comercio). Enagas tiene un contrato para abastecer de Gas a Chile y a Argentina, y no le interesa la petroquímica ni el desarrollo agro e industrial, sino exportar gas. GMP, además, activa para liquidar a Petroperú, y se vuelva importadora de combustibles, para saquear a los peruanos.   

El veneno para sellar esta traición a la patria, es el acuerdo adoptado ilegalmente por el Estado, a través de la Ministra Ortiz del MEM, para anular el Laudo del Ciadi que establece el pago de regalías a favor del Estado según el lugar de final de regasificación. Le han regalado la soberanía del gas a Shell, cubriendo su estafa cometida en los reembarques fraudulentos 2013-2014, y establezca su propia canasta de precios para fijar la regalía. Es un robo de la soberanía del país sobre el gas, ¡las que se regala a Shell!  

Esta es la "renegociación tramposa" que el gobierno anuncia con Shell al mercado global asumiendo soberanía sobre el contrato con México, y con Enagas (ahora accionista mayoritario con el Grupo el Comercio) en el gasoducto surandino. Es explícita al respecto la posición lobista de PPK. Lo que se señala de los vínculos de Barnechea con Enagas y Repsol es muy grave y debe aclarar su posición al respecto.

Está en manos de la ciudadanía, que es la patria, que en estas elecciones con el voto soberano derrotemos esta traición al Perú.  Es la hora de recuperar la soberanía del gas de Camisea para el Perú. ¡Es la hora de la Patria Hermosa y la soberanía popular!, ¡derrotemos al apátrida lobista traidor!