Denunciamos plan entreguista de PPK con Piñera

  • Sharebar

Por Manuel Dammert Ego Aguirre

Mi decisión firme en defensa de la Patria Grande, de la soberanía de cada una de nuestras naciones, fue respondida por un coro de la prensa derechista, a la cual agradezco que me hayan dedicado editoriales, notas. 

Resulta que se hizo la elección en la constituyente en Venezuela, se eligió, y ya está instalada, está funcionando y van 10 días sin esos enfrentamientos. No hay ni una persona más que haya sido quemada viva como lo hicieron esos terroristas de la extrema derecha,  no hay las acciones terroristas que se hayan  hecho en los últimos meses. Más bien ahora la asamblea está funcionando y la reunión de cancilleres  que acaba de terminar ayer en nuestro país, ha reunido a pocos cancilleres, porque son la minoría de la OEA, la OEA no ha aceptado las pretensiones de su secretario general, que es un empleado de los EE.UU y se siente como si fuera un virrey.

Mientras PPK arma este tinglado para el exterior, luego de su reunión con Keiko Fujimori entrega nuestros recursos, en particular, entre otros, al capital chileno del ex presidente Piñera: Está sacando a Petroperú del Oleoducto Norperuano, para entregarlo a la empresa Techint, de la que ha sido director. Pretende quitar a Petroperú este Lote 192 transferido por la Ley 30357, aprobada el 2015, valorizado en 13 mil millones de dólares.

Entrega a la empresa Lap-Latam de Piñera el manejo aeroportuario del Perú, al darle el Aeropuerto Jorge Chávez y su ampliación como ciudad logística empresarial. Es el mismo grupo económico que pretendió ilegalmente apropiarse del Aeropuerto de Chinchero-Cusco, y tiene el control de 6 aeropuertos regionales.

La empresa Exalmar, de Piñera, tiene 6 plantas procesadoras de pesca en todo el litoral (Paita, Chicama, Chimbote, Huacho, Callao y Tambo de Mora). Exalmar tiene licencia de pesca en el Sur, en especial en la zona marítima ganada por el Perú en el acuerdo con Chile, por la cual, además de efectos depredadores, pagan entre 3 y 5 dólares por tonelada, la que venden a más de 1,500 dólares por tonelada.

PPK se niega a renegociar el contrato de exportación del gas de Camisea a México y recuperar la renta estratégica. El Gobierno de PPK permite una ilegal fórmula en el pago de regalía la que favorece a Repsol y hará perder al Perú 20 mil millones de dólares en los próximos 15 años. Asimismo en lugar de hacer el gasoducto para la industrialización con petroquímica en el Sur, apunta a un gasoducto para proveer al norte de Chile, en detrimento del sur peruano.

Entrega los 20 mil millones de soles de la reconstrucción del norte a faenones privatistas (vía APP y otros mecanismos), sobre todo para la reconstrucción latifundista de las tierras y ganancias ilegales sobre el valor de los suelos. Deja desamparados a los pequeños agricultores y comuneros.

La política entreguista permite el empobrecimiento de la agricultura nacional alimentaria, de costa, sierra y amazonia, que aporta actualmente el 65% del consumo nacional, para reemplazarla por alimentos importados de los grandes centros comerciales sus soportes bancarios.

Además, la política de PPK promueve la precarización del trabajo y los servicios de salud y educación. Abandono de la salud y la educación pública, reducida a sistemas de abandono de sus derechos, de sus capacitaciones y de sus condiciones de actividad, para despedirlos, precarizarlos y privatizarlos.

En este huayco entreguista, el Gobierno pretende entregar a sus amigotes la privatización de la empresa del agua potable, de  Sedapal en Lima y del servicio a nivel nacional. Ahora que el agua es un derecho constitucional, el pueblo no lo permitirá.