Crisis en Las Bambas: los Desafíos del Surperuano y del Proyecto Integral de Desarrollo para Apurímac

  • Sharebar

,

Los acontecimientos últimos en torno al yacimiento minero de Las Bambas, en Apurímac,  con una tregua endeble concordada  por 45 días,  expresan un momento clave de tensión de fuerzas político-sociales. Marcan  no solo el inicio y proyecciones  del nuevo Gobierno de PPK, sino también el futuro integral de nuestro Surandino, y de la Patria. Uno de sus territorios  macroregionales fundamentales, esta ante desafíos decisivos. 

1. La crisis del surandino.  Pese a los augurios positivos, la crisis ha eclosionado.  El Yacimiento posee oro, cobre  y molibdeno, con la más grande inversión en la minería de cobre y oro del Perú, de 10 mil millones de dólares. Fue adquirido por la empresa China  MMG, una de las más grandes del mundo en minería.  Las Bambas, en su diseño, operación  y recursos, tiene grandes perspectivas, con producción asegurada por 20 años. Pero también posee   gravísimos problemas en su diseño actual, impuesto tras saltarse dolosamente la consulta previa y cambiar el diseño del proyecto minero a uno que afectara gravemente los recursos, la agricultura, la diversificación productiva,  y las poblaciones comunales, rurales y urbanas del surperuano. Agotados los minerales, dejaran una macroregion en ruinas, con infraestructuras inservibles, deteriorados sus recursos de suelo, agua, bosques, fauna, y empobrecida la mayoría de su población.     

2. Las Bambas abren al Peru desafíos para el desarrollo nacional. Colocan al Perú como mayor productor de cobre del mundo, abasteciendo directamente a China, principal consumidor mundial. Y al Sur del Perú lo hacen el centro neurálgico de la minería nacional con 26 proyectos. Inversiones en Arequipa por US$ 9,562 MM (de los cuales Cerro Verde es US$ 4,600 MM),  Moquegua por US$ 4,475 MM (de los cuales Quellaveco, es por US$ 3,300 MM) Tacna (Toquepala, por US$ 1,200 MM), Puno (US$ 1,380 MM en 5 proyectos) y Cusco (US$ 946 MM en 4 proyectos).   

La adecuada proyección articulada de estos proyectos es fundamental para el desarrollo del  surandino  como territorio estratégico de la patria. Se requiere una adecuada infraestructura macroregional. Sistema ferroviario articulado para el transporte de minerales. Balance energético (gas, hidroeléctricas) articulado para los diversos usos de nuestras fuentes. Transporte vial y ferroviario para las personas y otras mercancías. Sistemas urbanos y rurales equipados y articulados. Sustentados por una base productiva diversificada que potencie la agricultura altoandina y amazónica, con la ganadería (especialmente  camélidos) y piscicultura, que potencie la producción  agroindustrial, industrial (desde Mypes a Petroquímica), y de servicios diversos.

3. Peligros del Extractivismo y Fraudes. Pero se  anula esta positiva perspectiva integral territorial surandina, si prima el extractivismo minero. Se alimentan  fraudes lobbystas en la tributación, por la venta de Glencore-Extrata a MMG se pagó al Estado no más de US$ 30 Millones, cuando deberían pagar US$ 120 Millones como tributo. Y en los negociazos en el transporte de minerales y de gas por camiones. Destruirán las bases agrarias, comunales y diversificadas,  de los pisos ecológicos de nuestros ecosistemas altoandinos, que  son la riqueza presente y deben ser el futuro de la base civilizatoria andina amazónica del Perú.          

4. Los yacimientos de las Bambas y la Dinamica Territorial Integradora macrosur, son una cuestión nacional. A lo largo de su historia, la producción minera en las Bambas, ubicada en los altos andes del Perú, era conocida y asociada a la dinámica del conjunto del macrosur. Siempre fue identificada con importantes reservas de cobre y de oro, en los andes altos, que requería amplios sistemas de transportes para llevarlas a los puertos hacia su mercado final. En las guerras entre Incas y Chancas, se conocía la producción y metalurgia en Curabamba, y era fuente de oro para los Incas. Raymondi en 1865 menciona los lavaderos en Huayllampa. Nicolás de Piérola en 1903 era titular de la empresa Cotabamba Aurífera. El Hijo de Miguel Grau, Rafael, que laboro en dicha empresa, fue diputado por Cotabambas entre 1904 y 1916, y falleció a manos de un francotirador cuando iba a visitarla. En 1930 los hermanos Wiese construyeron un aeropuerto en Huanacopampa para trasladar el mineral de Ccochasayguas.

A partir del 2000 se reviven e intensifican las gestiones en torno a los minerales de las Bambas. En los años 2003-4 se sanean 1.800 has y se promueven estudios que confirman la clase mundial de sus reservas. Se convoca a inversión privada las 35 mil hectáreas de los yacimientos conocidos, y en Agosto del 2004 gana Xstrata de Suiza, superando el precio base de US$ 40 millones por la suma de US$ 121 millones. El 2009 se concluyó el EIA que se aprobó el 2011, y que incluía llevar el mineral por mineroducto (ducto con agua) hasta Espinar, donde se embarcaba por tren hasta Matarani en la costa, y de ahí a sus mercados mundiales. Varios planteamos (ver mi intervención en el congreso en https://www.youtube.com/watch?v=Czx333jQ0wQ ) la crítica al minero ducto por afectar el uso del agua, ya con problemas por el calentamiento global. Se formularon la necesidad y la urgencia de un tren moderno para el transporte de minerales, que uniera las Bambas con Espinar y se conectara hasta Matarani. Este tren afirmaría un eje estratégico  de comunicaciones y transporte en el Macrosur peruano, no solo para minerales, sino para diversos bienes,  y para las personas en toda el área. Como lo es el ferrocarril central (Pasco-Callao) construido  con el boom minero de Cerro de Pasco, y que ha quedado indispensable para usos necesarios de la nación.

5. En las Bambas rápidamente variaron los actores, los diseños y los montos. En el nuevo gobierno de Humala se dan dos cambios cruciales.  Xstrata vende a Glencore y esta rápidamente a MMG. Esto ocurre  el mismo año que se dicta el paquetazo ambiental de Humala/Segura. Se modificaron las normas y se  incluyeron los IST (Informe Técnico Sustentario), como modalidad tramposa para cambiar las normas estructurales y ambientales sin pasar por consulta previa,  y aprobarlos  en 30 días. En el mismo periodo, se promueve y suscribe un tratado entre Perú y Suiza sobre asuntos tributarios, que permitirán rebajar en ambos países los pagos tributarios al Estado por la venta de acciones de empresas domiciliadas. No hubo ninguna importante reducción de impuestos en Suiza, pero si en Perú. Y la joya de esta corona  fue el Proyecto las Bambas, en el que perdimos una cuantiosa suma.  En estas condiciones, la empresa China MMG adquiere la mina a Xstrata. El Estado peruano deja de percibir millones de dólares de los tributos de la venta. 

6. Irregulares cambios sustanciales en el EIA. Especialmente, se modifica sustancialmente el Estudio de Impacto Ambiental.  Utilizan tres modalidades rápidas de ITS, sin consulta previa a la población. El ITS de 11-07-2013 para reubicar de Espinar (Cusco) hacia Cotabambas (Apurímac), los componentes principales: las plantas de molibdeno y de filtros. De este modo se desiste del “mineroducto” para reemplazarlo  por camiones. En los hechos, sin mencionarlo en el primer ITS, se opta por el transporte terrestre del mineral. El 13/02/2014 por el segundo ITS consiguen cambios en el componente para el uso del agua. El 10-03-2014  inició bajo procedimiento regular otros cambios al EIA, en el cual se formula “posponer la construcción y operación del mineroducto”… “por un plazo indeterminado”. Y se señala la opción del transporte por camiones a Espinar y en tren a Matarani.

Con tres modificaciones al EIA obtenidas y una cuarta en curso, el 01.08.2014 Glencore vende las Bambas a MMG.  El 17/11/2014 se aprueba la Cuarta Modificatoria al EIA. Y será MMG la que presente la quinta bajo la modalidad de IST el 17/01/2015 para modificar el sistema de manejo de aguas del depósito de relaves y ampliar el almacén de concentrado en más del 100 % de 20 mil a 47 mil toneladas.  Este IST, ciertamente, es aprobado  en un mes, y sin consulta previa.

El negocio de la carretera y los camiones contaminantes. El diseño impuesto, significa  que el transporte de mineral se efectuara por camiones. La empresa MMG, a través de sus operadores, compra terrenos de las comunidades, a precios muy variados. Algunos comuneros que venden terrenos, invierten en el negocio de los camiones. El Semanario Hildebrandt en sus 13 ha dado al respecto información  clave no desmentida. La Empresa Servosa da un gran salto en octubre del 2013, gracias a un aporte de capital  de US$ 6.5 Millones, que asume el 44,33 % de las acciones de la compañía. Su apoderado registrado era PPK. La empresa se convierta en la principal transportadora de minerales y gas en los yacimientos mineros del Perú, incluyendo el transporte de minerales desde los yacimientos a las plantas de tratamiento, como lo es en las Bambas. De esta forma, es una de las principales beneficiadas en los cambios en el EIA de las Bambas.   

7. Con el rediseño tramposo que afecta el territorio altoandino y su desarrollo sostenible, se rompe la indispensable  gestión unida del territorio  y de  los recursos del Macrosur peruano, que debe ser sustento para el nuevo Proyecto de Desarrollo Integral de las Provincias de Apurímac.

Además de la estafa tributaria al momento de la compra-venta, como si se cambiara una operación minera (Perú) por otra de chocolates (Suiza), la empresa no pagara impuestos los primeros años de operación,  con lo cual no habrá canon para la zona. Más aun, las municipalidades han contraído deudas con el Estado, en un endeudamiento por los próximos  16 años, debiendo pagar S/ 363 millones solo en intereses acumulados. Y los recursos aportados por la empresa MMG al Estado, en aquella parte comprometida con los municipios y comunidades,  no existen recursos suficientes ni prioridades de las inversiones en actividades productivas, como agro, ganadería, artesanías, textiles, turismo, ni en los servicios públicos básicos para mejorar la vida de los ciudadanos en salud, educación, cultura y en comunicaciones .    

Se evadió las consultas previas, para que los pueblos de Apurímac no hagan valer sus exigencias para la integración de transporte con todo el Macrosur (por ferrocarril) y en conexión interna provincial, con vía terrestre. Se evadió la consulta previa para que se impongan manejos arbitrarios y contaminantes  en la gestión del agua y de los residuos mineros. Se evadió la consulta previa, para afectar los derechos de la vivienda, de la organización comunal, de los servicios públicos. Se evadió la consulta previa, para que la población del área, mayoritariamente organizados en comunidades campesinas de pueblos indígenas originarios,  no formulen las exigencias del desarrollo integral sostenible, que incluye recursos para las actividades  agrarias, de ganadería, turísticas, cultural, así como de la vigencia de la propia organización comunal y municipal.