Afirmar Sedapal y el agua como derecho ciudadano, anular la privatización en marcha

  • Sharebar

Por Manuel Dammert Ego Aguirre

Los más de 50 mil ciudadanos que marchamos en Lima, el 18 de febrero, rechazamos la privatización descuartizadora de Sedapal. Son estos días de intensas movilizaciones ciudadanas.  Pero el Gobierno persiste en privatizar, y ha lanzado un operativo represivo y de amedrentador contra los dirigentes de los trabajadores de Sedapal y los barrios movilizados. Está equivocado, el pueblo no se rinde ni retrocede. Más bien, en el Congreso que empieza sus últimas sesiones en pocos días, ya está presentado un proyecto de ley para resolver definitivamente este asunto nacional. Todas las fuerzas políticas y sociales no pueden evadir deben definir sus reales posiciones.        

Se plantea declarar de interés y prioridad nacional el desarrollo integral de Sedapal y su Plan Maestro para Lima Metropolitana, debiendo el Poder Ejecutivo adoptar las medidas correspondientes para garantizar los procesos de inversión respectivos. Sedapal es  la empresa pública de agua potable y saneamiento en el ámbito de Lima Metropolitana,  que tiene a su cargo bienes públicos y derechos básicos de la ciudadanía, que la ley 29338 en su art. 2 constituyen patrimonio de la nación, y está encargada de  un derecho humano básico reconocido por la legislación internacional.

Se establece que NO alcanza a Sedapal confidencialidad y reservas dispuestas por el DL 1012 y su reglamento. Sedapal es entidad pública a la  que no alcanza la subordinación a Proinversión sobre los procesos de inversión establecidos en el Decreto Legislativo 1012 y en su reglamento aprobado en el DS 127-2014-EF  imponiendo confidencialidad y reserva de la gestión de Sedapal y el Estado  al conocimiento ciudadano y al control público integral.

Se declara la Nulidad de Iniciativas en ProInversión para privatizar la empresa Sedapal. Declara nulas las iniciativas privadas autosostenibles en trámite en el ámbito de la Empresa SEDAPAL, presentadas por empresas privadas en la Agencia de Promoción de Inversiones (PROINVERSIÓN) al amparo del DL 1012 y su Reglamento, para la privatización del servicio de agua y alcantarillado de Lima y Callao, fragmentando en  4 empresas privatizadas a la empresa pública Sedapal. Se anulan las intensas gestiones ocultas en marcha: parálisis de proyectos de inversión en los esquemas  actuales, fondo de endeudamiento con el Banco Mundial, créditos a privados, APPs,  más deudas  para privatizar, tarifazos, etc.  Estas iniciativas privadas se sustentan en la gestión privada  de las tarifas, y violan la condición del agua y saneamiento como patrimonio de la nación y de bien de uso público. Afectan, con ello,  los derechos al acceso y uso público de la ciudadanía así como a la información de usuarios y consumidores protegidos por el  art. 65 de la Constitución.

Se alista, en todos  los barrios de Lima, una mayor y más amplia movilización, pues el agua no es un privilegio, es un derecho que se defiende y conquista. Ya está en curso el proyecto de ley al Congreso. Es hora de los pueblos, es hora de la Patria.